Wonder Woman

Girl power no interruptus

Con la intención de erradicar la nube gris que cubría el universo extendido de DC COMICS (salvo la trilogía de Nolan) llega Wonder Woman; después lo hará La liga de la justicia y acto seguido Aquaman. Muchos superhéroes y solo una mujer: ¿por qué?

No es un pájaro ni un avión, es Wonder Woman pulverizando los récords de taquilla y los prejuicios culturales sobre el papel de la mujer en la mina de oro que está salvando la industria del cine moderno: las historias de superhéroes.

Wonder Woman rompe piernas, destroza vehículos y hace pedazos un campanario solo con un escudo, una espada y toda la voluntad de una heroína convertida, accidental y contextualmente, en todas las heroínas. Y si todo esto no fuera suficiente, cuando dice no es que no (¡muy bien!), y cuando se harta cruza los brazos en forma de X haciendo chocar sus brazaletes, lo que crea una onda expansiva de mala leche y rencor generacional reprimido que no hay dios que la pare, y chitón.

Triple salto mortal para DC con excelente acogida de público y crítica. Pero, en realidad, ¿por qué Wonder Woman es el acontecimiento del verano? O mejor dicho, ¿puede que estemos siendo testigos del resurgimiento de un nuevo modelo narrativo en cuanto a historias de superhéroes se trata?, ¿e incluimos también a los hombres? Solo el tiempo lo dirá.

Durante la primera guerra mundial el soldado Steve Trevor llega accidentalmente a la isla de Themyscira, un mundo paralelo pero directamente conectado con el nuestro. La princesa Diana Prince (Wonder Woman), atraída por el mundo en peligro que le describe el joven soldado Steve, decide ayudarlo.

Gal Gadot se enfunda este minúsculo traje y aporta inocencia y temperamento a partes iguales en una heroína renacida gracias a un excelente trabajo de dirección por parte de Patty Jenkins, directora de la magnífica Monster (2003), con la que Charlize Theron ganó su único Óscar.

Esta visión femenina de la heroína en un mundo masculinizado y fascista es lo más acertado de la cinta. Wonder Woman se convierte, bajo la batuta de Patty Jenkins, en un producto entretenido, comprometido con su historia e impregnado con indiscutibles tintes icónicos.

Wonder Woman posee valores ágiles, es valiente, no deja de aprender de los demás, comprende y pone en práctica todo lo aprendido, es una buena líder, inspira confianza y soluciona problemas. Todo lo que debe ser un superhéroe.

La misión de Wonder Woman: poner fin a la guerra de guerras. ¿Lo conseguirá? La batalla de la taquilla ya la ha ganado.

A la guerra.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on Twitter