I am not a serial killer

Amor contra natura

John encaja perfectamente en el perfil de un asesino en serie: sociópata aficionado a la criminología, de pocos amigos y escasas palabras, cuyo pasatiempo favorito es ayudar a su madre en la funeraria familiar. Un adolescente con cierto aire grunge que recuerda a Kurt Cobain y Johnny Depp (en sus tiempos mozos), capaz de provocar tanta simpatía como sospechas desde el primer momento en que aparece: una frase escueta, sarcástica, espetada a un policía en el escenario de un crimen, y su posterior retirada en bicicleta serán suficientes para empatizar con este joven de sonrisa inoportuna.

Tras el pequeño prólogo, I am not a serial killer continúa con el pedaleo de John al ritmo de música indie (concretamente de la canción On your side del grupo Family Dog). Esto, unido a la atmósfera noventera y la tranquilidad perceptible en las avenidas solitarias, da una idea de lo que está por venir: un thriller de ciencia ficción que se desarrolla sin prisa pero sin pausas. Cuando John descubre quién es el asesino, iniciará un juego persecutorio movido por la fascinación y el morbo, sin que la caza del monstruo se convierta en prioridad. Pues John, en principio, no pretende ser un héroe. Sino que, como el gato, unas veces persigue al ratón de manera instintiva y otras por entretenimiento.

De producción irlandesa, rodada en Estados Unidos, I am not a serial killer es la adaptación del libro homónimo escrito por Dan Wells. Una película con dosis de terror sin sobresaltos que su director, Billy O’Brien, dota de grandes aciertos. Uno de ellos es la presencia de Christopher Lloyd (Regreso al futuro), quien interpreta al vecino de John. Su personaje marca el ritmo sosegado de la película mediante giros capaces de virar el relato hacia el drama en los momentos de mayor tensión. Un thriller de amistades y amores imposibles —pero cómplices en cierto modo—, en el que el miedo y la tristeza se cobijan bajo el paraguas del humor negro.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on Twitter