Todo llega a su fin… Y con esta tercera crónica le decimos adiós al 20 Festival de Málaga. Cine en Español. En este artículo encontraréis propuestas muy interesantes como Últimos días en La Habana, que ha logrado la Biznaga de Oro a la mejor película iberoamericana. O la controvertida Pieles, de Eduardo Casanova, cuyo trasfondo nos ha sorprendido gratamente. Una recomendación para salir bailando del cine es Gilda. No me arrepiento de este amor. Y aunque ya nos despidamos de la alfombra roja, os aseguramos que este año nos queda mucho buen cine en español por delante.

GILDA. NO ME ARREPIENTO DE ESTE AMOR (Lorena Muñoz)

Uno de los referentes culturales musicales más importantes en la historia de los últimos veinticinco años en Argentina es Gilda, interpretada por la fantástica Natalia Oreiro. Su acercamiento a las clases más desfavorecidas y su trágica muerte la convirtieron en uno de los iconos más representativos del poder de la música en la sociedad. Lorena Muñoz ha rodado una película llena de todo lo bueno que ofrecía Gilda de cara al público, además de los momentos de intimidad en los que la estrella de la cumbia llegaba a casa como cualquier otra mujer, abrazaba a sus hijos y discutía con su marido. Gilda está viva en su música, es lo que tienen los músicos, pero Lorena Muñoz ha conseguido acercarnos todo aquello que hizo a Gilda un personaje único e irremplazable en una película llena de buena cumbia y amor por el personaje. (Eduardo González)

 

EL INTERCAMBIO (Ignacio Nacho)

El director Ignacio Nacho se ha reunido con un magnífico elenco de actores encabezados por Mara Guill, Pepón Nieto, Rossy de Palma, Hugo Silva, Natalia Roig, Salva Reina y Paco Tous para llevar a la gran pantalla la obra El intercambio. Esta comedia sobre el desgaste del amor y la rutina funciona a la perfección gracias a una excelente dirección de actores y un elenco en estado de gracia al completo. Dylan Moreno ha creado un producto bien definido, reflejo del modesto y buen cine hecho con talento y pocos medios. Felicidades a todo el equipo. (Eduardo González)

 

ÚLTIMOS DÍAS EN LA HABANA (Fernando Pérez)

Fernando Pérez goza de una larga trayectoria y es uno de los directores más reputados en Cuba. Con Últimos días en La Habana es complicado no hacer comparaciones con la popular Fresa y chocolate (1993), pero estamos ante un film con personalidad propia y que nos habla de la Cuba de hoy día. Diego, un homosexual que se muere de SIDA, es más positivo y tiene más ganas de vivir que Miguel, que está bien de salud pero muerto por dentro. La interpretación de Jorge Martínez, postrado en una cama, lo obliga a expresar todo con sus manos y su rostro, al contrario que su compañero Miguel (Patricio Wood), comedido en todo momento. Cada una de las intervenciones está llena de carisma y humor: las vecinas, P4, la mujer policía… Y la sobrina de Diego, todo un torbellino, que realiza el monólogo final mientras mira a cámara: “Lo peor no es que el mundo se acabe, sino que siga igual”. Últimos días en La Habana se estrena en cines el 7 de abril de la mano de Wanda Visión. (Silvia Gutiérrez Guerrero)

 

PLAN DE FUGA (Iñaki Dorronsoro)

Si algo ha quedado claro en esta 20 edición del Festival de Málaga. Cine en Español es la falta de entendimiento de algunos de los realizadores españoles con cualquier tipo de género. Parece ser que se han saltado, o simplemente han hecho lo que les ha dado la gana, con todos los procedimientos y reglas que ayudan a la buena realización de una obra cinematográfica enmarcada en un género. En este caso hablamos del thriller policiaco. Un género taquillero, muy masculino, lleno de buenas obras, incluidas españolas. Iñaki Dorronsoro nos muestra dos películas en una. La primera es aquella que llega al primer punto de giro de la obra; después, todo lo que ocurre seguidamente es algo inentendible y poco merecedor de ser elogiado. Con uno de los castings más potentes de la actualidad, no llegamos a comprender cómo nadie le ha hecho saber al director el enorme problema de guion que asalta a la obra en todo su segundo acto y la desploma. Es simple: ¿por qué Plan de fuga no es tan dinámica y agradable como su última media hora y parte del primer acto? Misterios del cine español. Plan de fuga se estrena el 28 de abril. (Eduardo González)

 

LA MEMORIA DE MI PADRE (Rodrigo Bacigalupe)

Desde Chile nos llega este drama familiar de Rodrigo Bacigalupe. Una película que trata sobre ese momento inevitable en el que, como hijos, debemos hacernos cargo de nuestros padres. En este caso, Alfonso (Jaime McManus Menuel) se ve obligado a ocuparse de un padre (Tomás Vidiella) con el que nunca se llegó a entender. La tarea se complica aún más a causa de su demencia senil y de que su mente sea incapaz de aceptar que su mujer falleció hace unos meses. Se trata de una propuesta interesante sobre la memoria y que, aunque mejora conforme avanza el metraje, no llega a ser todo lo que podría haber sido. La memoria de mi padre nos deja algún que otro momento hermoso; sin embargo, peca de buscar la emoción en la última escena. Una historia que brinda por la oportunidad de hacerlo mejor con nuestros hijos que como nuestros padres lo hicieron con nosotros. (Silvia Gutiérrez Guerrero)

 

PIELES (Eduardo Casanova)

Hablando con un director de cine durante el Festival le hice saber a plena voz que Pieles se debería llevar algún premio y que seguramente ganará en la próxima edición de los Goya el premio a la mejor dirección novel. “Todavía queda”, me respondió mi colega. Esa misma noche en la puerta del Cervantes alguien se me acercó y me recriminó de manera amistosa mi comentario sobre Pieles delante de mis compañeros. Minutos después me enteré de que esta indignada persona solo hace cine de terror. Ahí lo entendí todo. Pieles es una obra adulta, sensible y que contagia buen gusto. Eduardo Casanova agrupa en su inclasificable film una multitud de géneros y formas para hablarnos de una de las motivaciones más poderosas del ser humano: el deseo de amar y ser amado, y la poca importancia de la violencia y la incomprensión ajenas en nuestras vidas si impones sentido común y voluntad en tus propias pasiones, sin entender de pieles e ideologías. Enhorabuena a Eduardo Casanova por esta pequeña obra maestra; espero que el paso del tiempo no disipe de nuestros corazones ese remolino lento, a golpe de Matt Monro con su Alguien cantó, que nos hizo vibrar en el Cervantes. Gracias a Eduardo Casanova y a todo el equipo de la película. Pieles se estrena el 28 de abril. (Eduardo González) 

 

EL JUGADOR DE AJEDREZ (Luis Oliveros)

Este anodino drama se ambienta en dos períodos diferentes: los años previos a la guerra civil española y, por otra parte, la Francia ocupada por los nazis. La historia se centra en Diego Padilla (Marc Clotet), un profesional del ajedrez sin tendencias políticas definidas. Junto a su amigo comunista (Alejo Sauras), Diego conoce a una francesa que se convertirá en su mujer (Melina Matthews). Años más tarde, ambos se trasladan a Francia con su hija. La complicación llega cuando lo acusan de ser un espía y acaba en una prisión de las SS. Durante su estancia en la cárcel, su salvación será el ajedrez, una afición que compartirá con el coronel Maier. La película de Luis Oliveros carece de emoción y muestra una gran falta de empatía en la relación de amor de los protagonistas. Si a pesar de todo la quieres ver, El jugador de ajedrez se estrena en cines el 5 de mayo. (Silvia Gutiérrez Guerrero)

 

SEÑOR, DAME PACIENCIA (Álvaro Díaz Alonso)

El director Álvaro Díaz Alonso cita Mejor… imposible como su comedia de referencia. Sin embargo, los estereotipos de esta película recuerdan más a la francesa Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho? Un padre de familia banquero, madridista y algo facha, debe aceptar que una de sus hijas esté embarazada de su marido catalán, que otra le presente a un novio perroflauta y que su único hijo (gay) se vaya a casar con un negro vasco. El último deseo de la madre (Rossy de Palma) es que la familia permanezca unida, por lo que todos viajarán a Sanlúcar de Barrameda para esparcir allí sus cenizas. Esta localidad gaditana tiene la mejor promoción turística, ¡dan ganas de ir allí en las próximas vacaciones! Su reparto coral de rostros conocidos (Eduardo Casanova, Megan Montaner, Andrés Velencoso) y el mensaje de un hombre que intenta cambiar su intransigencia para no quedarse solo no dan para nada más allá del entretenimiento. Señor, dame paciencia se estrena en cines el 16 de junio. (Silvia Gutiérrez Guerrero)

(El resumen de lo que ha sido la 20º Edición del Festival de Cine de Málaga Cine en Español lo puedes encontrar aquí)

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on Twitter