Kurro González ha cumplido su sueño al dirigir La madriguera. Montador de numerosas series de éxito, tras tomar parte en la realización de más de media docena de cortos por fin llega su ópera prima. Una película que le ha servido para evolucionar desde un punto de vista profesional y personal. Reflexivo, pasional y humilde, Kurro González nos habla de su estreno en el largometraje acompañado de un plantel de actores de lujo, entre los que se encuentran Adriana Torrebejano, Francisco Conde, Cristina Castaño, Carlos Santos, Javier Mora, Teo González y Antonio Vera.

¿Es el thriller un género complicado para una ópera prima?

No creo que haya nada fácil en el cine, pero no me parece que el género de la película sea determinante. Lo cierto es que, si bien La madriguera entra dentro del género thriller, el punto de vista adoptado no se ajusta plenamente a sus parámetros. Para mí era más interesante adentrarnos en la psicología de Carlos, en su drama, en lugar de dibujarlo como un villano al uso, como si fuera un psicópata más. Me interesaba más centrarme en cómo aborda sus acciones y cómo sufre por ello. He huido de cualquier aproximación moralista, de modo que pudiéramos comprender, e incluso compadecer, a alguien que hace cosas terribles. Y precisamente porque él sabe que son terribles y sufre con ellas podemos empatizar con el personaje. Yo creo que uno de los rasgos que más nos caracterizan como especie son las contradicciones, la diferencia que hay entre lo que pensamos y lo que hacemos. Los animales no son contradictorios. Nosotros sí. Cuando se produce ese contraste en un personaje, se abre siempre una fisura que, de modo a veces inconsciente, nos permite entrever su humanidad. Eso me interesa mucho. El thriller me permitía encontrar esa fisura en Carlos al mismo tiempo que generaba una estructura de tensión creciente que conduce al espectador a lo largo del film.

En La madriguera te rodeas de actores de primera fila como Adriana Torrebejano, Francisco Conde, Cristina Castaño, Carlos Santos o Javier Mora. ¿Cómo lo conseguiste?

En ese aspecto he sido muy afortunado, porque he tenido exactamente el elenco que he querido. Francisco y yo nos hicimos amigos en China e iniciamos juntos esta aventura. Antes de eso tuve ocasión de ver un par de trabajos suyos, y enseguida vi su enorme talento. Es un actor maravilloso, con una intuición magnífica cuando está en escena. A Adriana, en cambio, no la conocía. Cuando abordamos el diseño del casting, sabíamos que necesitábamos que la actriz que iba a dar la réplica a Francisco fuera muy buena, porque la película descansa sobre los personajes de Carlos y Caterina, y el rodaje iba a ser tan ajustado que no íbamos a tener ni el más mínimo margen de error. Así que realizamos un casting muy severo para buscarla. Vimos a muchas actrices, muchas de ellas magníficas. Pero cuando vi la prueba de Adriana no dudé. Lo tuve claro desde el primer momento. Y no me he equivocado. Adriana tiene algo hipnótico, algo que te impide dejar de mirar cuanto hace. Lo que hace en la película es tan difícil… Es una actriz impresionante.

El caso de Cristina es distinto. Para mí era una especie de sueño. Siempre me ha gustado. Tiene una suerte de dureza frágil, una especie de dualidad oculta que a mí me maravilla. Esos grandes ojos oscuros… Se come la pantalla. Le dije a Francisco que me encantaría tenerla en la película, sin saber entonces que ellos eran amigos. Se lo dije como quien verbaliza un deseo imposible. ¡Y sucedió! Una de las muchas cosas buenas de este trabajo es que tienes oportunidad de conocer de cerca a mucha gente maravillosa. Que alguien de la talla de Cristina, que está ahí arriba, tenga la generosidad de darte la mano para ayudarte a subir… es un auténtico regalo.

Con Javier y Carlos me pasa lo mismo. Son dos actores extraordinarios con los que me divertí lo indecible, con una generosidad máxima. Aunque nunca hablamos personalmente, a Carlos lo conocía de mi época como ayudante de montaje en Los hombres de Paco. Recuerdo que ya entonces pensaba que era un actor especialmente bueno. Así que cuando surgió la posibilidad de que él interpretara al inspector Gálvez, ni lo dudé. Y Javier. Javier es un actor como la copa de un pino, con una profundidad en la mirada que a mí me impresiona. Tuve la suerte de que había trabajado con Francisco, así que cuando contactamos con él y le contamos el proyecto nos echó una mano. Son enormes profesionales con los que he podido aprender muchísimo.

madriguera_torrebejanoLa mayoría erais principiantes: el productor, el director y parte del equipo. ¿Fue un rodaje complicado?

No especialmente. La mayor complicación era que teníamos muy poco tiempo para rodar y, por tanto, un margen de error mínimo. Pero respecto al equipo, ten en cuenta que nadie venía de vacío. Todos habían trabajado en cortometrajes, y más de uno llevaba largometrajes a sus espaldas. Para que te hagas una idea, nuestro diseñador de producción había trabajado en películas como Exodus o The rising. En ese sentido, probablemente los que menos experiencia teníamos en nuestros respectivos puestos éramos Francisco y yo, porque yo nunca había dirigido y Francisco nunca había producido. Pero fue un proceso bastante natural. Lo que sí teníamos claro tanto él como yo era que debíamos minimizar los riesgos cuanto nos fuera posible, así que realizamos una preparación exhaustiva de cada uno de los aspectos de la película. Llegamos incluso a construir una maqueta del decorado que me permitió diseñar la planificación, la luz…

La película ha sido seleccionada para el Festival Internacional de Austin, Texas. ¿Os lo esperabais?

Siempre hemos confiado en la calidad de la película, pero lo cierto es que fue una sorpresa enorme. Austin es un festival muy especial, porque pone el foco fundamentalmente en el guion, en la historia. Resulta muy estimulante que un festival de esta categoría seleccione tu película entre más de mil setecientas y la valore y la describa como lo hizo. La experiencia de estar junto a nombres como Jeff Nichols o Ryan Gosling ha sido increíble. Hace poco hemos compartido cartel con gente como Nicolas Winding Refn en Molins de Rei, y ahora estamos en los dos festivales más importantes de India. Está siendo brutal.

madriguera_conde¿Cómo podremos ver La madriguera?

A partir de este viernes va a estar en cines de toda España. La semana que viene sumaremos nuevas salas. Es una época del año muy compleja, porque las majors copan las carteleras y hacerse un hueco cuesta horrores. Pero el mero hecho de que estemos ahí en un contexto tan complicado no hace sino hablar bien de la película. En todo caso, para saber exactamente dónde, lo mejor es mirar aquí.

¿Has hecho la película que querías hacer?

Sí, sin duda. En su momento se nos planteó la posibilidad de coproducir y obtener así una gran inyección de capital, pero sabíamos que si aceptábamos perderíamos el control que necesitábamos tener, y nos iba a resultar muy complicado realizar la película tal y como nosotros creíamos que debía hacerse. Evidentemente, eso tiene un precio, pero estamos convencidos de haber acertado, porque el resultado es el que queríamos, y la acogida del público en festivales está siendo excelente.

¿Cuándo veremos lo próximo de Kurro González?

Todavía es muy prematuro para hablar de fechas. Se trata de un thriller cuyo guion estamos terminando de pulir en estos momentos y que se titulará, previsiblemente, El camino de Paula. Es una historia muy intensa que me apetece muchísimo rodar, llena de contrastes y de elementos que para mí son muy personales.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on Twitter