El bebé jefazo

Donde hay patrón, no manda marinero

Cartel de El bebé jefazoHace mucho que Dreamworks intenta ponerse a la altura del gran jefe (Pixar-Disney), y no en vano. En muchos de esos amagos, pudimos ver un atisbo de que esto iba en serio (las dos primeras películas del ogro Shrek o Mascotas fueron claros ejemplos). Pero nada más lejos de la realidad. Dreamworks ha vuelto a caer en una película que se queda en tierra de nadie.

Al analizar la historia, la cosa apuntaba maneras; pero, tras un comienzo para recordar (sí, como los que tiene cada película de la Pixar), se hace bastante aburrida y pesada para los mayores, insulsa e incluso con falta de rigor narrativo.

En su intento de captar a los pequeños, también falla. Chistes sin gracia, demasiado obvios y demasiado “caca-pedo-culo-pis”, lo cual no tiene por qué ser tan malo, pero cuando es el único gag, cansa. La historia está llena de estereotipos, no hay ningún personaje con el suficiente carisma como para quedarse plasmado en la retina de los más pequeños y, además, se repite lo mismo que en las anteriores películas de Dreamworks: amigos con un mal comienzo que se dan cuenta de que no pueden vivir el uno sin el otro tras una traca final. Por ello, El bebé jefazo suena a algo manido, como el Moncho Borrajo que doblaba a aquel niño de la película Mira quién habla. En este caso tenemos como actor de doblaje a un estupendo José Coronado (Alec Baldwin en su versión americana), que hace lo que le mandaron.

El bebé jefazo, película de animaciónTécnicamente, la película está bien elaborada, aunque los dibujos de los personajes parecen un refrito de los de otros films que hayan colocado en esta para ganar en tiempo y dinero. No obstante, transmiten sus “emociones”, aunque eso no signifique que vayan a salvar la cinta.

En conclusión, El bebé jefazo se ha quedado en un mero aprendiz, por lo que si esperan ver una película de Disney, pasen de largo. Pero si esperan ver una película típica de Dreamworks, pasen y vean.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on Twitter