Sully

El secretismo del héroe

sully_poster_01El 15 de enero de 2009, el piloto Chesley Burnett «Sully» Sullenberger logró aterrizar un Airbus A320 sobre el río Hudson. Con esta peligrosa maniobra evitó otra gran tragedia aérea en la historia de Estados Unidos. La herida aún fresca del 11S pudo haberse abierto a causa de una bandada de gansos que consiguieron dejar sin motores un enorme avión cargado de 155 vidas, pero Sully lo evitó.

Hay directores que están empeñados en sobrepasar sus líneas creativas durante toda su obra, divorciados del clasicismo perpetuo y maduro que les hizo creadores de un universo propio. Este no es el caso de Clint Eastwood, un director con ideas e ideales impopulares, colmado de argumentos cinematográficos sobradamente acertados, respetados y conocidos por todo el mundo. Un referente de corte clasicista proveniente de una América para muchos desconocida, para otros de obligado conocimiento, desde un prisma cinematográfico.

Sullly es una obra construida con la intención de rescatar el interés por el héroe, que no superhéroe, de los brazos de la popularidad y la espectacularidad de sus actos. Eastwood, más preocupado por los miedos y contradicciones del individuo, consigue establecer en estos el origen del heroísmo. El director americano nos hace partícipes de la vida privada y cotidiana de todo aquel que piensa que el bien debe hacerse por pura buena fe. Todo explicado de manera cercana y comprensible, a veces demasiado.

sully_hanks_eckhart