Spell reel

La cura de la amnesia histórica

“¿Por qué un país tan pequeño y tan pobre interesaba al resto del mundo? Hicieron lo que pudieron. Se liberaron, expulsaron a los portugueses, traumatizaron al ejército portugués hasta el punto de desencadenar en él el movimiento que derrocó la dictadura, e hicieron creer por un momento en una nueva revolución en Europa… ¿Quién se acuerda de todo esto? La historia arroja sus botellas vacías por la ventana”.

Chris Marker, el autor de estas líneas, vino al país descrito a finales de los 70, y mientras daba clases a los documentalistas locales, aprovechó para recopilar el material para su película sobre imágenes y memoria, Sans Soleil (1982). Marker, el más conocido entre los desconocidos cineastas franceses, sin duda fue el autor referente para la artista portuguesa Filipa César, que en 2011 empezó a trabajar sobre Spell Reel, otra obra que trata sobre la fragilidad del material fílmico y nuestros recuerdos.

No dejamos más en suspenso el nombre del país: es Guinea-Bisáu, situado en África Occidental. Fue allí donde en los años 60 nació el cine de guerrilla (este término no se refiere a las producciones de bajo presupuesto del cine supuestamente independiente, sino a las piezas fílmicas que documentaban la guerrilla en su esencia: la lucha por la independencia del pueblo africano contra el colonizador, en este caso Portugal). En los años consecutivos, ya después de la visita de Marker, aquellos archivos audiovisuales se hundieron en el olvido y la decadencia de los estragos poscoloniales en un país recién nacido. No se llegaron a descubrir hasta principios del siglo XXI.

De acuerdo con la lógica poscolonialista, este material fue restaurado y digitalizado con ayuda de instituciones europeas. Colaborando con Arsenal, el Instituto de Cine y Videoarte de Berlín, Filipa César participó en un proyecto de investigación y digitalización junto con dos de los autores del material original, Sana Na N’Hada y Flora Gomes. Para dar visibilidad y utilidad a ese trabajo archivero, crearon un cine móvil que llevaron a los lugares donde habían sido grabadas las imágenes y lo mostraron al público por primera vez.

A partir de estos viajes nace Spell Reel, la documentación del proceso de restauración y muestra a la sociedad de los archivos de su pasado. Al igual que en su tiempo Marker jugó con documental y ficción, la obra de Filipa César, tras haber pasado por espacios tan distintos como Berlinale, MoMa y San Sebastián, se encuentra en el punto medio entre cine documental y videoarte. Ella usa la posibilidad de crear capas, superponiendo imágenes restauradas del archivo a sus propias grabaciones. Esta decisión no siempre es convincente desde el punto de vista estético, al crear la sensación de algo que molesta al ojo. No obstante, resulta el instrumento más eficaz para mostrar dos facetas a la vez: el propio material fílmico y la reacción del público. De esa manera en su encuadre convergen el pasado y el presente, la memoria y la amnesia.

Es el conocimiento general y confirmado de que, tras más de ciento veinte años de existencia, el cine puede desempeñar varios papeles. Quizá su rol más importante es la preservación de la memoria. Porque aun siendo el celuloide uno de los materiales más frágiles para este fin, todavía nos da posibilidades de preservación. Solo el 60 % de los archivos fílmicos de Guinea-Bisáu pudieron ser restaurados, mientras que la memoria de su protagonista, el pueblo, quedó casi borrada, así como la de la otra nación involucrada en aquellos acontecimientos históricos. En este caso, el cine es también el motivo para el diálogo. Pero en qué dirección girará al final este diálogo ya está fuera de su incumbencia.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on Twitter