Life (Vida)

Sobrevivir al pensamiento racional

Life nos narra una historia enmarcada en el contexto cinematográfico de “misiones en el espacio”. En esta ocasión el planeta es Marte y todo ha salido bien, hasta que empiezan a diseccionar lo encontrado.

Las incursiones del hombre en el espacio con el propósito de descubrir nuevas formas de vida han sido un filón en la pantalla. Al parecer, todo lo que nos encontramos fuera es hostil e inapropiado para la convivencia con lo humano. Películas como Alien de Ridley Scott o la reciente Marte, del mismo director, demuestran que cinematográficamente estamos más cerca de un pensamiento mucho más primario y colectivo: “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”, que nos aporta una filosofía esperanzadora y sanadora de inquietudes.

En un principio, Life no habla de nada de esto, y en eso radica la poca originalidad que le queda a la cinta una vez digerida. La misión de la cápsula Pilgrim trae de vuelta unas muestras obtenidas de Marte. El trabajo ha sido un éxito y todos sus componentes, junto al resto de la humanidad a través de videoconferencia, celebran lo ocurrido. Pero la alegría dura poco. Ante las primeras investigaciones sobre lo encontrado, la tripulación de la nave se topa con un dilema moral: lo hallado es más listo y más fuerte que nosotros, y su único objetivo es, como el de cualquier otro ser vivo, tener comida y aire para sobrevivir; ¿qué debemos hacer?

El director sueco Daniel Espinosa, creador de obras como El invitado, El niño 44 y su exitosa Dinero fácil, película con la que llamó la atención de Hollywood, sabe jugar a la perfección sus mejores bazas. Visualmente, Life es una película implacable; su ritmo, al igual que el de sus anteriores obras, es trepidante, y el buen hacer de su reparto llena de veracidad y empatía todo lo que se nos muestra en pantalla. Espinosa maneja la cámara pensando siempre en la visión del espectador y sus necesidades dramáticas. Life es cine de género. Por eso funciona, al romper constantemente con todos esos argumentos que pueden resultarnos familiares. Algo que es injustamente inevitable.

Life es cine de género bien hecho, un film de terror espacial correcto y recomendable con final sorpresa, aunque carente de originalidad por la insoportable fuerza de sus referentes. Aun así, la película de Daniel Espinosa vive por sí sola gracias a su puro realismo en su puesta en escena y su trasfondo filosófico. Han encontrado agua en Marte, así que cualquier cosa puede pasar…

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on Twitter