La comuna

Sueños libres vs. la vida

Sol…, sexo… y sol.

¿Qué diferencia existe entre la necesidad y el deseo? ¿Qué sucesos llevan al ser humano a creer más en sus sueños que en una sociedad estructurada y acorde a sus necesidades vitales?

Estamos en los años setenta y tras la muerte de su padre Erik acaba de heredar la mansión donde pasó su infancia. Su mujer, Anna, presentadora de televisión, le sugiere mudarse, pero el gasto que conlleva mantener una casa así está por encima de sus posibilidades. Anna decide llamar a los amigos de ambos y crear una comuna en la mansión, para compartir gastos y tareas, y así llenar de vida un lugar oscuro y frío, y por qué no, divertirse.

En un principio Thomas Vinterberg, director de La caza, puede plantearnos una trama fácil de digerir y entender en un contexto setentero lleno de personajes creíbles y tópicos de la época. Hoy en día, ahogados por los tecnicismos adquiridos por el individualismo y la falta de rigor como comunidad, la historia que nos propone el director danés nos parecería extraña e inverosímil. Pero ¿por qué esta decisión? La comuna como obra retrata las dificultades de un triángulo amoroso, simple y llanamente eso. Vinterberg pretende en esta cinta filmar los problemas de pareja en público huyendo de los dormitorios y lugares lúgubres del corazón. Todos los problemas de la casa se discuten en comunidad, y así es.

La comuna versa sobre la incapacidad de formar una arquitectura emocional estable a través de nuestros deseos y sueños. Asumiendo que solo a través de los sueños seamos capaces de llegar a conocernos a nosotros mismos. “Los sueños deben ser libres, de eso trata la vida”, explica uno de los personajes en la película.

Finalmente, la cinta de Thomas Vinterberg alcanza su profundidad a la hora de filmar la lucha entre el deseo y la necesidad de sus personajes, contraproducentes en una sociedad cada vez más arraigada en el individualismo, salvo a la hora de compartir el dolor.

Sol…, sexo… y sol.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on Twitter