Desde allá

El otro amor

La violencia sexual parece haberse convertido en un tema de actualidad cinematográfica recientemente. Desde la violación en Elle de Paul Verhoeven hasta la prostitución en Las elegidas de David Pablos, pasando por la explotación sexual de la película venezolana Desde allá, en la que un hombre abusa sexualmente de otros. Pero eso sí, de una manera un tanto más sutil de lo que podemos ver en los casos anteriores.

La cinta de Lorenzo Vigas, que logró el Oso de Oro en el festival de Venecia, cuenta la historia de Armando, un dentista de mediana edad de Caracas que se dedica a ofrecer dinero a otros hombres a cambio de una corta pero íntima estancia en su casa. De esta manera conoce a Elder, un muchacho conflictivo con el que entablará una peculiar relación de pareja, en un principio nociva, pero que irá evolucionando.

Lo que en un principio se podría intuir como cine social resulta desarrollarse como un drama íntimo que logra no caer en ningún momento en el melodrama, a base de un ritmo pausado y contemplativo y la estupenda interpretación de Alfredo Castro y Luis Silva, que encarnan a personajes de una considerable carga psicológica.

Pese a retratar a una pareja compuesta por dos hombres, no estamos frente a un retrato de la homosexualidad. Más bien encontramos la historia de dos personas que se complementan porque comparten los mismos problemas, como los conflictos familiares o la incomprensión.

Ahora que estamos en la antesala de los Óscar y películas como Moonlight están dando tanto que hablar, cabría preguntarse si desde hace ya un tiempo no se hace un cine cuyos protagonistas son homosexuales pero cuyo objetivo no es el simple retrato del amor homosexual, que queda relegado a un segundo plano para centrarse en otros temas, lo que demuestra que el cine avanza también en este tipo de frentes. Películas como Desde allá son un claro ejemplo de ello. Y si son así de buenas, que vengan muchas más.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on Twitter