Assassin’s Creed

Falta de profundidad en una historia de aventuras y un exceso de respeto por la obra original

Allá por el año 2007, la compañía de videojuegos Ubisoft presentó Assassin’s Creed, un sucesor del exitoso juego Prince of Persia. Basado en la novela Alamut, del escritor Vladimir Bartol, se trata de la primera entrega de una saga que ya ha vendido más de setenta y cinco millones de juegos en todo el mundo. Pronto Hollywood llamaría a la puerta de la compañía de Montreal al olor del dinero: el encargo vino de la mano de una de las estrellas más emergentes en la actualidad, el señor Michael Fassbender.

Justin Kurzel, nombrado a dedo por el propio Fassbender, fue el encargado de llevar a buen puerto la versión cinematográfica del film. El director australiano nos recrea una visión de Assassin’s Creed más opaca y sucia que la obra original.

Ambientada en la España de finales del siglo XV, con la Santa Inquisición de fondo y un personaje nuevo creado para la saga, Cal Lynch, Kurzel nos narra una historia oscura y en ocasiones saturada, tanto en su trama como en el trasfondo. El trabajo de ambientación es sobresaliente, al contrario que la filmación de las energéticas escenas de acción, con un montaje caótico y frenético. Ruidosa maniobra que nos deja sin poder apreciar los grandes momentos de combate de la película.

Pero hay algo en Assassin’s Creed que es digno de mención: el gran respeto por la obra original y por esos más de setenta millones de fans de todo el mundo. La película recoge el espíritu del juego en su versión cinematográfica, a pesar del trabajo de su montador, Christopher Tellefsen, empeñado en que el espectador no pueda apreciar con claridad las secuencias de combate esparcidas por todo el metraje.

El director australiano Justin Kurzel nos cuenta una historia de aventuras con tintes históricos, escaso sentido del humor, alocadas persecuciones y paisajes inolvidables; todo eso es Assassin’s Creed.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter