Mayo abre la temporada de terrazas, leía en un noticiario, titular al que añadiría: “y de series”. Las plataformas generalistas y de VOD se remangan este mes para poner a prueba el grado de sacrificio/ocio que supone abordar, con periodicidad en algunos casos y continuidad en otros, el aluvión de contenido audiovisual que nos tienen preparado. Volvemos a Twin Peaks, presenciamos la sangría política de House of cards, nos ilusionamos con la nueva ficción española de La casa de papel, mientras nos sentimos temblorosos ante una nueva adaptación de Neil Gaiman con American Gods, para finalizar con la armonía de Anne.

American Gods
(1 de mayo – Amazon Prime Video)

Una de las adaptaciones seriéfilas más esperadas del año es American Gods. Basada en la novela homónima de Neil Gaiman, nos cuenta el enfrentamiento entre un grupo de dioses y héroes antiguos —entre los que se encuentra Odín— y las nuevas divinidades americanas, como la tecnología o los medios. Representan este choque entre lo viejo y lo nuevo el veterano Ian McShane, el actor protagonista Ricky Whittle y Corbin Bernsen o Gillian Anderson entre otros. Detrás de las cámaras tenemos como responsables a Bryan Fuller (Hannibal) y Michael Green (guionista de Logan o Alien: Covenant). Un proyecto de envergadura del que esperamos ver ya los resultados. Esta primera temporada cuenta con 8 episodios, uno por semana, que prometen no dejar indiferente.

 

La casa de papel
(2 de mayo – Antena 3 / Atresmedia)

Después de Vis a vis estaba claro que algo está cambiando en la ficción televisiva española. La casa de papel se plantea como una serie digna de cualquier espectador acostumbrado a un productor audiovisual puramente americano. Álex Pina, uno de los referentes en el panorama televisivo de este país, da un doble salto mortal con esta apuesta de “películas de atracos” con un reparto dispar y funcional. En este competitivo mundo seriéfilo, La casa de papel puede ocupar un lugar privilegiado dentro de la ficción española, o por lo menos eso esperamos, con todo el hype que están causando.

 

Anne
(12 de mayo – Netflix España)

“Tener aventuras es algo natural en algunas personas. O se tienen o no se tienen dotes para vivirlas”, diría una pecosa niña pelirroja dispuesta a encandilar a los usuarios de Netflix. Y es que el hecho de que la plataforma haya apostado por traer a su parrilla una nueva adaptación de la inmortal novela de principios del siglo XX escrita por Lucy Maud Montgomery, Ana de las Tejas Verdes, es toda una aventura. Cuando la pequeña huérfana Anne Shirley acaba por error al cuidado de los hermanos Matthew y Marilla Cuthbert, su locuaz capacidad para transformar su mundo en una ensoñación y sus ingeniosas reflexiones cambiarán el día a día de los habitantes de Avonlea (Canadá). Las peripecias de la pequeña ya encandilaron a buena parte del mundo en 1985 con una joven Megan Follows en la adaptación para el canal canadiense CBC, al igual que en formato animado en 1979 bajo la batuta del afamado director Isao Takahata, que mostró una Ana particularmente adorable y encantadora cuya estética impregna el tráiler de lo nuevo de Netflix. Ahora es el momento de ver cómo el público del siglo XXI responde ante la arrolladora personalidad de Anne.

 

Twin Peaks
(22 de mayo – Showtime / Movistar Series)

Laura susurró al oído del agente Dale Cooper: “Te veré dentro de 25 años”. Y ha cumplido su promesa. Twin Peaks, la serie que hizo de la televisión un medio adulto, vuelve al reino catódico después de más de dos décadas para narrar qué ha ocurrido con el agente especial del FBI Dale Cooper, el cadáver más bello del mundo, llamado Laura Palmer, y los demás ciudadanos del pueblo más misterioso de la ficción televisiva.
David Lynch realiza este regreso junto a Mark Frost —cocreador de la serie original— casi en el más absoluto de los secretos, para aumentar las expectativas de propios y extraños por descubrir qué hay de leyenda y de culto en esta mítica serie. Sin lugar a dudas, uno de los eventos televisivos del año. 

 

House of cards (Temporada 5)
(30 de mayo – Movistar Series)

“No somos nada más ni nada menos que lo que escogemos revelar de nosotros”. Francis Underwood. Desde el 2013 hay un vampiro en la Casa Blanca, un ser monstruoso sediento de poder y miserias ajenas, adiestrado en el egocentrismo. Francis Underwood ha vuelto, y esta quinta temporada de House of cards se presenta como la más salvaje, sangrienta y sucia de todas. La idea sobre la posible llegada de Trump al sillón que domina el mundo estaba presente en el rodaje de este último trabajo de Netflix y solo viendo el tráiler promocional de esta temporada se nota, y mucho. Beau Willimon, guionista y productor de la serie, sigue empecinado en descifrarnos a través de la ficción todas las caras ocultas del poder; poliédrica, atractiva y en algunos momentos inhumana, como la misma política. Welcome to Underwood Nation

 

¿Seguirá en forma David Lynch? ¿Logrará Álex Pina repetir el éxito de Vis a vis? ¿Estará la televisiva American Gods a la altura de la obra literaria que adapta? ¿Conseguirá la preciosa Anne robarnos el corazón? Y finalmente, ¿logrará Francis Underwood apoderarse de nuestras mentes? Todo está por ver en la pequeña pantalla.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on Twitter