El cine francés ha cosechado grandes autoras y cineastas desde los comienzos del cinematógrafo. Tras presentar 5 creadoras de cine y sus óperas primas y 5 creadoras de series de televisión, a continuación presentaremos a 5 directoras de cine francesas que han dado —y continúan dando— mucho de qué hablar:

Fotograma de Cleo de 5 a 7 de Agnès Varda

A sus ochenta y nueve años de edad, la cineasta Agnès Varda continúa demostrando por qué es una de las directoras de cine francesas más reconocidas internacionalmente. Tras formar parte de la nueva ola de cine francés —conocida como nouvelle vague—, Varda se posicionó como una de las principales pioneras del cine realizado por mujeres. Con más de cincuenta premios a sus espaldas —incluido un Óscar honorífico entregado el pasado año 2017—, la autora ha sido nominada a los premios de la Academia por primera vez gracias a su último largometraje documental, Caras y lugares (Visages villages), codirigido junto al artista callejero de origen francés JR. Cleo de 5 a 7 (1962, Cléo de 5 à 7), Sin techo ni ley (1985, Sans toit ni loi) y Los espigadores y la espigadora (2000, Les glaneurs et la glaneuse) son tan solo algunos de sus títulos más conocidos, en una carrera que abarca más de sesenta años en los que Agnès Varda ha dirigido cortometrajes y largometrajes, documentales y obras de ficción, e incluso series de televisión.

Fotograma de Los canallas de Claire Denis

Tras su debut en 1988 con el film Chocolat, Claire Denis ha sido considerada como una de las directoras imprescindibles del cine francés. Después de trabajar como asistente de dirección durante más de una década de la mano de cineastas de la talla de Wim Wenders, comenzó a escribir y dirigir sus propios proyectos, entre los que podemos destacar US Go home (1994), Nénette et Boni (1996), Beau travail (1999) y la más reciente Los canallas (2013, Les salauds). La obra de Denis es conocida por mostrar el lado más oscuro de la Francia contemporánea, utilizando para ello su propia experiencia autobiográfica. Se espera que en este 2018 podamos asistir al estreno de su nuevo trabajo: su primer largometraje británico de ciencia ficción.

Fotograma de Tomboy de Céline Sciamma

Con tan solo tres películas y un cortometraje a sus espaldas, la francesa Céline Sciamma ha conseguido captar la atención tanto del público como de la crítica. En 2007 firmaría su ópera prima Lirios de agua (Naissance des pieuvres), a la que seguirían títulos como Tomboy (2011) y Girlhood (2014, Bande de filles), además del cortometraje que mencionábamos, Pauline (2010). Sus obras, de marcado carácter minimalista, suelen girar en torno a la búsqueda de la identidad sexual de sus protagonistas. El género y los roles asignados a hombres y mujeres son algunos de los temas principales de la filmografía de la autora. Sciamma ha escrito recientemente los guiones de obras como La vida de Calabacín (2016, Ma vie de Courgette) y Cuando tienes 17 años (2016, Quand on a 17 ans).

Fotograma de Respira de Mélanie Laurent

La actriz, directora de cine y guionista parisina dirigió en 2008 su primer cortometraje tras una amplia carrera delante de las cámaras. Laurent pone el foco de atención en personajes femeninos y sus diferentes formas de afrontar las decisiones y el mundo que les rodea, centrándose específicamente en las relaciones humanas. Films como Les adoptés (2011), Respira (2014, Respire) y Mañana (2015, Demain) son algunos de los títulos que firma la cineasta hasta el momento. Los largometrajes más recientes dirigidos por Melanie Laurent aún no han llegado a nuestro país, siendo estos Diving (2017, Plonger) y Galveston, película de nacionalidad estadounidense que acaba de finalizar su posproducción.

Fotograma de Crudo de Julia Ducournau

Julia Ducournau se ha convertido en una de las grandes promesas del cine francés. Ducournau comenzó a y escribir y dirigir en 2011 con su primer cortometraje, Junior, ganador del Petit Rail d’Or en el Festival de Cannes. Un año más tarde codirigiría y escribiría Mange (2012) junto a Virgile Bramly. El éxito le llegó a la cineasta francesa el año 2016, con el estreno de su primer largometraje, Crudo (Grave). Consiguió alzarse con el premio FIPRESCI en Cannes, donde también logró una nominación a la Cámara de Oro a la mejor ópera prima. En sus obras, Julia Ducournau juega con el uso del cuerpo, presentando principalmente a personajes femeninos. La autora ha conseguido crear un nuevo concepto de zombi, relacionando el camino hacia la edad adulta —el paso de niña a mujer, en este caso— con el canibalismo. La directora francesa pretende, de este modo, cuestionar los valores humanos.

A estas y otras cineastas como Alice Guy, Germaine Dulac, Marguerite Duras, Anne Fontaine o Julie Delpy se suman poco a poco los nombres de nuevas directoras, tales como Valérie Donzelli —nominada a la Palma de Oro al mejor largometraje por Marguerite et Julien (2015)—, Houda Benyamina —ganadora de la Cámara de Oro a la mejor ópera prima en el Festival de Cannes gracias a su film Divinas (2016, Divines)— o la turco-francesa Deniz Gamze Ergüven —que consiguió toda una serie de premios y nominaciones gracias a su primer largometraje, Mustang (2015)—.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter